martes, 19 de enero de 2010

Leyes de la física gatuna



Todo el que tenga o haya tenido un gato sabe que hay ciertas leyes físicas que siempre se cumplen, por ejemplo:




- Ley de la inercia gatuna: un gato en reposo seguirá en reposo hasta que sea movido por alguna fuerza exterior, algo así como el ruido de la apertura de una lata de comida para gatos (la aceleración de 0 a 100 se produce a velocidades ultrasónicas).


- Ley del movimiento gatuno: un gato siempre se moverá en línea recta a no ser que tenga una muy buena razón para cambiar de dirección, como por ejemplo la apertura de una lata de comida para gatos (SIEMPRE se moverá en línea recta, aunque otros cuerpos se interpongan en su camino, por ejemplo tus piernas, el marco de la puerta, un camión, etc).
- Ley del magnetismo gatuno: los abrigos, las americanas y los jerséis atraen el pelo de gato en proporción directa a la oscuridad de la pieza (y es IMPOSIBLE despegarlo de la superficie dada).




- Ley del dormimiento gatuno: todo gato intentará dormir con humanos siempre que sea posible, y en una posición que sea lo más incómoda posible para estos (humano=colchón blando y caliente; gato=adorable bola de pelo aplastándote las piernas).


- Ley de la resistencia gatuna a la obediencia: la resistencia de un gato varía en proporción directa al deseo humano de que haga algo concreto (el valor del deseo humano es igual a 0 para el gato).


- Ley de la ocupación de la bolsa / caja: toda caja o bolsa dejada en una habitación, será ocupada por un gato en el primer momento posible (no importa que la bolsa/caja sea de una proporción de 1 a 3 con el gato).


- Ley de las fundas: el deseo de un gato de arañar cualquier sofá es directamente proporcional al valor de este (para el gato sólo existe el valor de rugosidad).


Lista completa de las leyes de la física gatuna en Gatoweb.

Ilustraciones: mis dibujos de la Luna.

No hay comentarios: