domingo, 16 de enero de 2011

El vals de Lorca y Cohen

Pequeño vals vienés
En Viena hay diez muchachas,
un hombro donde solloza la muerte
y un bosque de palomas disecadas.
Hay un fragmento de la mañana
en el museo de la escarcha.
Hay un salón con mil ventanas.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals con la boca cerrada.

Este vals, este vals, este vals,
de sí, de muerte y de coñac
que moja su cola en el mar.

Te quiero, te quiero, te quiero,
con la butaca y el libro muerto,
por el melancólico pasillo,
en el oscuro desván del lirio,
en nuestra cama de la luna
y en la danza que sueña la tortuga.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals de quebrada cintura.

En Viena hay cuatro espejos
donde juegan tu boca y los ecos.
Hay una muerte para piano
que pinta de azul a los muchachos.
Hay mendigos por los tejados.
Hay frescas guirnaldas de llanto.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals que se muere en mis brazos.

Porque te quiero, te quiero, amor mío,
en el desván donde juegan los niños,
soñando viejas luces de Hungría
por los rumores de la tarde tibia,
viendo ovejas y lirios de nieve
por el silencio oscuro de tu frente.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals del “Te quiero siempre”.

En Viena bailaré contigo
con un disfraz que tenga
cabeza de río.
¡Mira qué orillas tengo de jacintos!
Dejaré mi boca entre tus piernas,
mi alma en fotografías y azucenas,
y en las ondas oscuras de tu andar
quiero, amor mío, amor mío, dejar,
violín y sepulcro, las cintas del vals.

Federico García Lorca




Toma este vals
En Viena hay diez mujeres bonitas,
un hombro donde solloza la muerte,
hay un salón con novecientas ventanas,
hay un árbol al que van a morir las palomas.
Hay un fragmento arrancado de la mañana
que cuelga en el museo de la escarcha.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals con la boca cerrada

Te quiero, te quiero, te quiero,
en la butaca con un libro muerto,
en el oscuro desván del lirio,
en el pasillo donde el amor nunca estuvo,
en la cama donde la luna ha sudado,
en un grito lleno de arena y de pasos.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals, toma su quebrada cintura en tu mano.

Este vals, este vals, este vals, este vals,
con todo su aliento de muerte y de coñac
que arrastra su cola en el mar.

Hay una sala de conciertos en Viena
donde tu boca fue el centro de mil artículos,
hay un bar donde los chicos han dejado de hablar,
el azul les ha sentenciado a muerte.
¿Quién clama por tu retrato
con una guirnalda de lágrimas recién cortadas?

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals, lleva años muriendo.

Hay un desván donde juegan los niños,
donde tengo que yacer pronto contigo,
en un sueño de luces de Hungría,
en la niebla de una dulce sobremesa.
Veré lo que has encadenado a tu pena,
todas tus ovejas y tus lirios de nieve.

¡Ay, ay, ay ,ay!
Toma este vals, con él nunca olvidarás lo que sabes.

Y en Viena bailaré contigo
vistiendo un disfraz de río.
El jacinto salvaje sobre mi hombro,
mi boca en el rocío de tus muslos.
Y enterraré mi alma en un álbum de recuerdos,
con las fotografías tendidas sobre el musgo.
Y me rendiré ante el don de tu belleza,
con mi pobre violín y mi cruz.

Y me llevarás contigo en tu baile
a los pozos más abajo de tus costillas.

Oh, mi amor, oh mi amor,
toma este vals, ahora es tuyo, es lo único que hay.
Leonard Cohen

Letra en inglés

4 comentarios:

Alyebard dijo...

Bona adaptació, Una cançó més per els dies grisos. D'aquells en que em quedaria arraulit bora del foc.

Helena Bonals dijo...

La lletra és bona, la música sublim.

hiniare dijo...

Leonard Cohen sempre és ideal per arraulir-se a la vora del que sigui... ay ay ay ay

Anacanta dijo...

Lorca y Cohen, semejante fusión solo podía dar lugar a un atropello de vísceras y seda.