sábado, 20 de abril de 2013

Agraciados con el don


El fotógrafo Phil Borges ha recorrido el mundo durante muchos años, y entre los impactos emocionales que ha sentido ante toda clase de situaciones humanas, uno ha sido el conocer a chamanes de culturas muy diferentes, que le han contado historias parecidas sobre sí mismos y le han comunicado mensajes sorprendentes. Hombres y mujeres de diversas edades, en algún momento de su adolescencia vivieron una experiencia inquietante relacionada con voces y apariciones. Entonces algún miembro anciano de su pueblo les confortó comunicándoles que habían sido agraciados con un don, les enseñó a controlarlo, y se convirtieron en personajes importantes para su comunidad. Como dice Phil Borges, si en nuestra cultura un chico de trece años empieza a oír voces y a sentirse enfermo, lo llevan al médico, lo diagnostican como esquizofrénico o bipolar, y le recetan medicamentos hasta que su cerebro vuelva a la normalidad. Es una experiencia muy, muy diferente a decirle que ha sido agraciado con un don, con un talento que puede usar para servir a su comunidad, que lo convierte en alguien necesario, al que la gente acude en busca de consuelo y sanación. El fotógrafo dice no saber qué cosa es el chamanismo, pero que ciertamente hace que la gente se sienta más unida al mundo en que vive, y a los demás seres humanos. Esta conferencia es un resumen de lo que más tarde explica en su blog, donde acompaña sus últimas entradas con sus preciosas fotos, sobre los tibetanos, los samburu de Kenya, los nanai de Siberia, los huaoriani del Amazonas… La última entrada hasta ahora es sobre los kalash de Pakistán.
En la foto, Sukulen, de 37 años, oráculo de los samburu.
 

 

No hay comentarios: