martes, 11 de septiembre de 2018

Lecciones de la historia (y 3)



SOBRE LA TIRANIA. 20 LLIÇONS QUE HEM D'APRENDRE DEL SEGLE XX- Timothy Snyder
 
  Estableix una vida privada
Una de las constataciones más espeluznantes que me ha deparado esta época ha sido comprobar cómo la gente ha hecho realidad la pesadilla del Gran Hermano de 1984 de Orwell, no sometidos por una dictadura violenta, sino por voluntad propia y total alegría. Desde que vi el primer programa de tele-realidad hace muchos años, he sido incapaz de entender cómo la gente está dispuesta a exhibir sus más íntimas debilidades y sentimientos a cambio de nada, de la nada. Que no sean capaces de darse cuenta de lo que están perdiendo es sintomático. Las redes sociales han llevado este mercadillo de intimidad al paroxismo. Han convertido sus vidas en mercancía, y el negocio es para otros. Los escándalos de robo de datos se repetirán hasta que dejen de escandalizar. Les hemos regalado la cuerda con la que colgarnos.

  Contribueix a les bones causes
Las organizaciones cívicas contribuyen a hacer una sociedad más sólida. Las iniciativas civiles de todo tipo, ya se dediquen a la cultura, al deporte, a la ayuda solidaria, contribuyen a crear ciudadanos activos, menos aislados, más comprometidos. El pueblo no es un ente pasivo a la espera de lo que los políticos quieran hacer con él.




  Aprèn de la gent d'altres països
Los países se han convertido en compartimentos estancos que crean sus propios dramas y crisis, su mitología y sus protagonistas, pero ignoran muchísimo la realidad de sus países vecinos. Se puede hacer la prueba mirando las noticias de otro país, y comprobando cuánto desconocemos de lo que dicen. Hoy en día la economía y la política son fenómenos internacionales, y la visión local siempre es muy parcial. Y no sólo la actualidad, sino el pasado de otros lugares, puede ser otra ayuda para entender ciertos problemas y sus posibles soluciones.

  Atenció amb les paraules perilloses
Es aplicable lo dicho en el apartado 9.










  Mantingues la calma quan arribi l'impensable
Un momento de crisis económica, o la amenaza terrorista, sirven para invocar el estado de emergencia, bajo el cual se empiezan a anular las garantías democráticas, por nuestro bien. La gente está sumida en el miedo, no es el momento de ser exigentes, de reclamar derechos, de cuestionar los gobiernos... Es el momento en que muchos de aquellos países del siglo XX cayeron en el totalitarismo. Muchos mantuvieron el estado de emergencia durante años y años, y bajo él, la gente estuvo dispuesta a aceptar cualquier atropello. Siempre había alguna amenaza, siempre había que mirar a todos lados de reojo, por si pasaba algo. Parece que desde septiembre de 2001 todo occidente está en estado de emergencia, ¿es eso posible? Estaría bien echar cuenta de todo lo que se ha perdido desde entonces, mientras estábamos entretenidos con el miedo.

  Sigues patriota
El patriotismo estadounidense tiene su propio estilo, bastante lejano para Europa. En su propia mitología, siempre se combina con libertad, libre, liberación. También con democracia. Aunque la injusticia y la opresión siempre han rondado su historia, Estados Unidos nunca ha sido Alemania, ni por supuesto Rusia. Algunos americanos como Snyder están muy preocupados porque ese prestigio no se destruya y la presidencia de Trump no sea el primer socavón del edificio (razón de ser de este libro). La fuerte oposición de los progresistas y de representantes de la cultura como Snyder deja constancia, con consternación, de cada movimiento político presidencial que atenta contra la tradición libertaria americana (aquella que hizo América grande de verdad). Como un presentador de televisión dijo ante otra situación que se saldó con una reacción intransigente del gobierno, de resultados desastrosos: hubiéramos podido ser capaces en el futuro de mirar a nuestros nietos a los ojos, pero al final no.

  Sigues tant valent com puguis
Desde el fin de la guerra fría, dos tendencias se adueñaron de la política de occidente: una que Snyder llama política de la inevitabilidad, según la cual todo está ya solucionado, triunfan la democracia y el capitalismo, y el futuro consiste en más progreso, más mercado, abundancia y felicidad. La otra tendencia surge bajo todo eso, víctima de las contradicciones de ese progreso, de la pérdida de seguridad y valores, de las amenazas de la modernidad. Snyder la llama política de la eternidad, porque consiste en una evocación de un pasado ideal en que todo era mejor y al que es necesario volver, y ve el futuro como una degeneración, un abismo del que provienen todos los males. Bajo la irresponsabilidad de los primeros y el miedo que siembran los segundos, las conquistas de la democracia surgidas de los desastres del siglo XX se van olvidando. Son dos formas de política anti-históricas, porque hacen del tiempo y de los hechos reales pura mitología. Snyder es un historiador y tiene muy claro que es imprescindible aprender las lecciones de la historia, sobre todo la del siglo XX. Porque es muy posible que el XXI sea su réplica aumentada y mejorada.
Snyder: Si ningú no està disposat a morir per la llibertat, tots morirem sota la tirania.

Timothy Snyder: Sobre la tirania. 20 lliçons que hem d'aprendre del segle XX. Destino, 2017 / Sobre la tiranía: veinte lecciones que aprender del siglo XX. Galaxia Gutenberg, 2017 / On Tyranny: Twenty Lessons from the Twentieth Century.

No hay comentarios: